AGUAS ANDINAS FIRMÓ ACUERDO CON ALTO MAIPO PARA USO DE AGUA DE EMBALSE EL YESO

El proyecto hidroeléctrico Alto Maipo (PHAM), al concretarse el acuerdo entre Aguas Andinas (AA) y AES Gener por el uso de las aguas de la cuenca de la Laguna Negra y Lo Encañado.

El acuerdo, que fue firmado por el gerente general de Aguas Andinas, Felipe Larraín, y el vicepresidente de operaciones de AES Gener, Javier Giorgio,  establece que AA entregará a AES Gener, un caudal de 2,5 m3/s de las aguas efluentes de la Laguna Negra y lo Encañado.

Asimismo, AES Gener hará uso de su derecho para extraer aguas al pie de la presa del embalse El Yeso, el cual seguirá operando como históricamente lo ha hecho, no existiendo interferencia alguna en el abastecimiento de agua potable de la Región Metropolitana.

El acuerdo obliga a AES GENER a conducir las aguas captadas, provenientes de la cuenca de la Laguna Negra, Lo Encañado y del Embalse El Yeso, a través del sistema de túneles que contempla el PHAM y  a restituirlas completamente en el río Maipo a la altura de la Subestación Las Lajas, sitio ubicado antes (aguas arriba)de la planta potabilizadora de Aguas Andinas Las Vizcachas. El vicepresidente de operaciones de AES Gener indicó que el acuerdo tendrá una validez de 40 años, contados desde la fecha de firma del mismo.

Javier Giorgio señaló que la firma de este acuerdo pone fin a varios años de negociaciones. “Este es un día muy especial, ya que este acuerdo constituye un paso fundamental para la construcción del PHAM, que con este hito entra en su recta final de desarrollo. Este proyecto entregará seguridad e independencia energética a Chile, y contribuirá al desarrollo económico del país.”

El proyecto Alto Maipo contempla la construcción de las centrales Alfalfal II y Las Lajas, las que en conjunto generarán una potencia máxima de 180 MW.   Alfalfal II y Las Lajas serán centrales de pasada en serie hidráulica, de alta caída, sin inundación, a sólo 60 km. de distancia del mayor centro de consumo del país y con tan solo 17 km. de línea de transmisión. Será un proyecto esencialmente subterráneo y aportará energía limpia equivalente al 45% del consumo residencial de la Región Metropolitana.