Amazonia de Brasil lleva 16 días en llamas

Una porción de la Amazonia de Brasil lleva 16 días en llamas. Según los satélites de la NASA, los incendios crecieron un 38% este año, y siete de las ciudades con los incendios más dramáticos están en la lista de los más deforestados.

Ahora, existe una relación directa entre el aumento de la quema y el crecimiento de la deforestación. De los 10 municipios que registraron los incendios más extensos en 2019, siete están en la lista de municipios con el mayor número de advertencias de deforestación. Los otros tres municipios de la lista pertenecen al bioma Cerrado, el segundo ecosistema más grande de ese país, compuesto en su mayoría por sabanas.

Según los satélites de la NASA, el 50.5% de los puntos calientes que muestra el mapa se ubican en la Amazonía. Los puntos del bioma de Cerrado representan el 39.1%. Lo más alarmante tal vez es que la mayoría de los estados en la Amazonía tienen incendios por encima del promedio histórico. Los departamentos amazónicos de Acre y Amazona shan declarado una emergencia debido a las vastas regiones afectadas por el humo.

Los datos, que se actualizan diariamente, totalizan 63.3 mil puntos calientes hasta el 14 de agosto. Este es el mayor número de incendios en los últimos siete años, y apenas estamos a mitad de año. Las llamaradas de calor son indicadores de fuego y son capturadas por el satélite Aqua de la Agencia Espacial de los Estados Unidos.

Los peores meses están por venir

El número de incendios en 2019 todavía está por debajo de la media generada por INPE a partir de la serie histórica que comenzó en 1998. Sin embargo, el crecimiento inevitable en comparación con 2018 confirma una tendencia a los incendios que ha ocurrido en los últimos cinco años. El panorama «no es el más alentador», dice Setzer, y se espera que el clima seco de este año acelere los incnedios en agosto y septiembre. El pronóstico del tiempo emitido en julio por el INPE para los próximos tres meses indica precipitaciones del 40 al 50%, una lluvia por debajo de la normal para las partes central y norte de la Amazonía.

Los incendios en la Amazonia han generado un movimiento de solidaridad en redes sociales que exigen a Bolsonaro frenar los incendios y la deforestación con el hashtag #PrayForAmazonia.